HABLA CON NOSOTROS
¿ NECESITAS POTENCIAR TU CREATIVIDAD,
O LA DE TU EQUIPO DE TRABAJO ?
RECIBE NUESTRO PORTAFOLIO Y JUNTOS
CO-CREAREMOS LA MEJOR SOLUCIÓN PARA TI
CONECTATE CON NUESTRA COMUNIDAD NOMAD THINKERS
info@nomad-project.org
Tel:  (57) 322 3883885
 
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube
Nomad Project 
Bogota, Cali, Colombia
Barcelona, España.

Mi apuesta por las emociones en el mundo del trabajo







por Stephanie Giraldo

Psicóloga coordinadora workshop Integral en Nomad Works











Hasta hace unos años, hablar de inteligencia emocional, creatividad, felicidad, empatía, dentro de contextos organizacionales era algo impensable; pues la inteligencia intelectual, las cifras, razón y la lógica ocupaban todas las reuniones y temas de interés que se abordaban en este ámbito.



En la actualidad, la revolución de las Soft Skills o habilidades blandas dentro de los contextos organizacionales ha empezado a cambiar las agendas de las empresas y las áreas de recursos humanos; pues aunque el foco siga siendo la productividad, la eficiencia y la competitividad, cada vez son más los estudios a nivel mundial que resaltan el papel de conceptos como la Inteligencia Emocional, la Creatividad, la Felicidad, la Empatía, o el Trabajo en equipo, como elementos fundamentales para el desarrollo de equipos de alto desempeño y de colaboradores más exitosos.



Precisamente, el Foro Económico Mundial en su informe sobre El futuro del empleo para el periodo 2018 – 2022 es claro en reconocer que las habilidades necesarias para llevar a cabo la mayoría de trabajos están cambiando y van a ser precisamente las Habilidades con enfoque más humano como La inteligencia Emocional, La creatividad, la Empatía o la Resiliencia, las que más aumentaran el valor de los profesionales dentro de las empresas



Este nuevo panorama expone a los profesionales y a las empresas ante el interesante reto de dedicar más tiempo a la formación y entrenamiento de aquellas habilidades blandas que aunque son muy mencionadas, aun no son muy comprendidas y practicadas dentro de los ámbitos organizacionales. Pues como lo plantean Bradberry y Graves (2012) autores del Libro Inteligencia Emocional 2.0, aunque la mirada de las empresas está dirigiéndose a estos temas, aún existe gran desconocimiento sobre el verdadero valor que pueden traer para el logro del éxito personal y de equipos.



Competencias como la Inteligencia Emocional se han convertido en tema de estudio durante los últimos años por parte de grandes universidades y organizaciones a nivel mundial, y se ha descubierto que la Inteligencia Emocional es responsable del 58% del rendimiento en todo tipo de empleos, siendo un indicador determinante del liderazgo y la excelencia personal y laboral.



Por eso, una de mis grandes apuestas como profesional esta en ofrecer a las empresas espacios donde a través del conocimiento y contacto con nuestras emociones, nos abramos a nuevos procesos creativos, nuevas formas de ver el mundo, de ver las relaciones y sobretodo, nuevas formas de abordar aquellas tareas laborales que en ocasiones se tornan tan rutinarias.