Hackeando nuestras creencias limitantes.



por Sara Payan

Consultora en desarrollo humana Grupo Zens Consulting

Coordinadora workshop Hack Personal











Esto siempre me pasa a mí. Nunca lo voy a lograr.

Soy malo en esto. ¿Para qué lo intento si el resultado será el mismo?


¿Alguna vez te has dicho esto a ti mismo o se lo has dicho a otros? Todos en la vida, nos hemos encontrado en situaciones en las que queremos cambiar algo (dejar una relación, cambiar de trabajo, lograr ese ascenso, tener más salud…) y por más que nos esforzamos por lograrlo, terminamos tirando la toalla y seguimos en lo mismo así estemos insatisfechos.

Es como si algo externo definiera nuestras posibilidades y perdiéramos el poder sobre nuestra vida. Sin embargo, podemos recuperar este poder y cambiar eso que ya no nos gusta. Pero para lograrlo, no debemos mirar afuera, sino mirar adentro, es decir, conocernos a nosotros mismos.



Y esto no es algo nuevo, ni una tendencia del nuevo milenio. No es casualidad que, en el templo de Delfos, construido en el siglo VIII a.c. está escrito “conócete a ti mismo”.
El autoconocimiento ha sido una de las grandes inquietudes de la humanidad y muchos sabios y escritores han dedicado su vida a estudiar este tema.

Pero ¿Cómo podemos conocernos a nosotros mismos para lograr esos cambios en nuestra vida? Existen muchas formas de conocernos y una muy poderosa es reconocer nuestros juicios y creencias. Todos en la vida tenemos juicios, ya que, a través de los juicios, nos relacionamos con los otros, con el mundo y con nosotros mismos. Cuando yo digo “los colombianos son alegres”, “Ana la nueva compañera de trabajo es buena gente” o “soy mala para el inglés”, estoy haciendo juicios acerca de un colectivo, de una persona o de mí misma.


Sin embargo, debo tener en cuenta que estos juicios son creencias que tengo, que he creado a partir de lo que he vivido en el pasado, pero no son VERDADES absolutas. Mi compañero de trabajo Juan, puede pensar “Ana es grosera”, “que los colombianos son mala gente” y que “yo soy muy buena para el inglés” y ninguno de los dos tiene la razón, simplemente vemos el mundo como observadores diferentes y nos relacionamos con él de maneras diferentes. Si yo pienso que Ana es buena gente, me acercaré a ella y podré trabajar con ella en el futuro, pero si Juan piensa que Ana es grosera (ya que Pablo se lo dijo), no se acercará y evitará hacer cualquier proyecto con ella. Igualmente, si pienso que soy mala para el inglés, porque mi profesora en tercero de primaria me lo dijo después de perder un examen, no me voy a inscribir a ningún curso ya que nunca lo lograré, porque “soy mala”.


Los juicios no son buenos ni malos, simplemente nos permiten relacionarnos con el entorno.

Por otra parte, las verdades desde lo lingüístico, son aquellos hechos que podemos evidenciar todos, como que los árboles son verdes, que la luna existe y que el sol sale todas las mañanas. Sin embargo, cuando yo digo “soy tímida”, yo no pienso “yo creo de mi misma que soy tímida” sino que creo que es una verdad y que no la puedo cambiar. Muchas de nuestras creencias acerca de nosotros mismos, las aprendimos en nuestra infancia y otras las creamos a través de la vida. En general, nos vivimos los juicios como verdades absolutas y esto nos genera sufrimiento y nos estanca en la vida.


Cuando logramos ver esos juicios como lo que son, JUICIOS, logramos desafiarlos y crear nuevas posibilidades en nuestra vida. Por ejemplo, me doy cuenta que tengo el juicio de que soy tímida, porque cuando tenía 8 años una profesora me lo dijo y yo creí que era verdad. Cuando observo este juicio de cara a mi realidad actual, me doy cuenta que tengo muchos amigos, que dicto talleres a públicos grandes, que otros consideran que soy sociable y me doy cuenta que este juicio lo puedo “hackear y que no me está sirviendo en la vida pues me está cerrando posibilidades.


¿Cómo podemos observar esos juicios y desafiarlos?


En nuestro workshop HACK PERSONAL, te acompañamos a identificar, desde tu tipo de personalidad, cuáles son esas creencias que te estas viviendo como si fueran verdades y que ya no te sirven. Trayendo tu poder creativo, puede acceder a este autoconocimiento y sacar de la transparencia esos juicios que te limitan y desafiarlos para diseñar nuevas posibilidades y nuevos resultados en tu vida.


¿Te atreves a hackear esas creencias que ya no te sirven?


  • Negro del icono de Instagram
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de YouTube
  • whatsapp-icon-3953
Nomad Project School